Cómo alcanzar la felicidad
18 abril, 2012
Cómo Vencer El Miedo A Emprender
16 julio, 2012
Mostrar todo

Cómo educarse para el éxito

Lo que las personas necesitamos hoy en día no es una formación para un trabajo seguro, sino más bien adquirir la seguridad en nuestras capacidades para generar ingresos.

 

El sistema educativo tradicional está diseñado para producir empleados muy bien cualificados técnicamente, con el fin de cubrir determinados puestos de trabajo demandados por el mercado laboral. Sin embargo, a pesar de que existe un gran abanico de profesionales cuya formación académica es variada y abundante, nunca antes en la historia de la humanidad se había dado tanta cantidad de profesionales tan cualificados, el sistema económico actual se está hundiendo. Las reglas del juego han cambiado pero el sistema educativo no se ha adaptado para educar en las nuevas normas.

Lo que las personas necesitamos hoy en día no es una formación para un trabajo seguro, sino más bien adquirir la seguridad en nuestras capacidades para generar ingresos. Cosa que no se enseña ni en el colegio ni en la universidad, ni siquiera en las escuelas de negocios. Y eso es porque todas estas entidades te enseñan a buscar trabajo, y no a tener prosperidad; te educan en la seguridad, y no en la libertad; a seguir patrones preestablecidos y no a perseguir tus sueños; te desarrollan la inteligencia intelectual, y no la inteligencia emocional ni la inteligencia financiera, y son estas dos últimas las que te ponen en el camino del éxito personal y económico.

Para alcanzar el éxito necesitas un sistema educativo diferente, un programa de formación continua en el que puedas adquirir las habilidades de liderazgo necesarias para convertirte en empresario/a, esto requiere cambiar tu mentalidad y tus valores, revisar tus creencias acerca del trabajo y del dinero y recuperar tus anhelos más profundos. Debes vencer el miedo al fracaso con una actitud triunfadora, reconocer y aceptar tus errores para aprender de ellos, aprender a gestionar tu tiempo y tus finanzas, planificar tus metas y crear un plan de acción para lograrlas, ser perseverante y responsable, confiar en las personas y en ti mismo/a, ser coherente y comunicativo/a. En definitiva, si quieres cambiar tu vida debes unirte a un equipo ganador y duplicar modelos de éxito.

Si quieres saber cómo unirte al mejor sistema de formación en liderazgo para alcanzar la libertad financiera, pídeme información a emmagarciarebato@gmail.com

Gracias por leerme, si te ha gustado por favor compártelo.

8 Comments

  1. Carme Fornell dice:

    Muy bueno, genial, estoy contigo.

  2. francisco dice:

    buenisimo, voy para adentro.

  3. Es verdad todo lo que dices,el exito se alcanza cuando decidimios dejar atras nuestros temores, miedos y demas prejuicios y hacer lo que de verdad sintamos sin importar la opinion de los demas, pero haciendolo de una manera correcta y buscando las herramioentas adecuadas para lograr el Éxito que siempre hemos soñado.

  4. Muchas veces los paradigmas que tenemos nos atrapan en modelos de pensamiento muy cuadrados, donde un sin límite de creencias limitantes nos mantienen alejados de vivir una vida llena de libertades y satisfacciones.

    Es un gran reto cambiar de mentalidad, abrirte a las oportunidades y permitirte intentar nuevas cosas. Y aunque es difícil, hoy más que nunca tenemos tanta información a la mano para lograr cambiar estas realidades formadas en nuestra mente.
    Es increíble a veces voltear para atrás y darse cuenta de cuantas vendas se tenían y lo equivocados que estábamos acerca de nuestras capacidades y de lo que éramos y no éramos capaces de hacer.

    Hoy más que nunca es el momento de atreverse, es el momento de quitarnos las vendas.

  5. Actualmente, las habilidades personales pueden significar la verdadera diferencia con respecto al resto de las personas. Muchos tienen carreras universitarias, másters, experiencia… pero tal vez no todos cuenten con una adecuada «formación emocional» y con una serie de recursos que se antojan imprescindibles para lograr esa diferenciación. El ser flexible ante las situaciones, el poder adaptarse a las nuevas realidades que se nos presentan, el saber formar un grupo y remar hacia un mismo destino, el contagiar alegría y entusiasmo… eso no se enseña en las Universidades. Al menos en las que la mayoría nos hemos formado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad