recupera la pasion por tu negocio
5 Pasos Para Recuperar La Pasión Por Tu Negocio
20 julio, 2016
Cómo Hacer un Plan de Acción en 6 Pasos
7 agosto, 2016
Mostrar todo

Cómo Tomar Decisiones Conscientes

5 pasos para tomar decisiones conscientes

«No soy producto de mis circunstancias, soy producto de mis decisiones.» Steven Covey

Nuestras vidas son el resultado de nuestras decisiones. Cada decisión tomada o no tomada, consciente o inconscientemente, desde tu infancia es un ladrillo que ha construido la vida en la que hoy vives. También las decisiones no tomadas afectan a tu vida, pues el no decidir ya es una decisión. Si decidiste dejar las clases de piano, o no atender en clases de inglés o unirte a una pandilla y no a otra, sin duda alguna eso ha impactado en los resultados que has tenido, y a la vez esas resoluciones te han llevado a tomar nuevas decisiones y así sucesivamente.

EL PROCESO DE TOMA DE DECISIONES

La realidad es que pocas veces nos paramos a pensar en cómo tomamos nuestras decisiones, y la mayoría de las veces actuamos impulsivamente y en piloto automático. Nuestra mente tiende a consumir la menor energía posible. Cuando ante una situación un día tomaste cierta decisión, tus neuronas crearon ciertas conexiones y circuitos por los que tu mente va a pasar una y otra vez para seguir tomando las mismas decisiones ante circunstancias semejantes. Es por eso que se dice que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra.

TIPOS DE DECISIONES

Seguramente si echas la vista atrás te darás cuenta de que la mayoría de tus decisiones han sido impulsivas y puramente emocionales. El ser humano, bueno en realidad cualquier ser vivo, se mueve en dos direcciones, una para evitar el dolor y otra para alcanzar el placer. Estas podrían llamarse las decisiones primarias, pues son las que garantizan nuestra supervivencia. Pero hay otro tipo de decisiones, las decisiones secundarias (aunque no menos importantes) que son las que marcan la calidad de nuestros resultados.

Por ejemplo, la decisión de comer cuando tienes hambre sería una decisión primaria, sin embargo, decidir preparar una ensalada sustanciosa en vez de una pizza precocinada, sería la decisión secundaria que marca la diferencia entre tener buena salud y mantener tu peso ideal o no. Así pues las decisiones primarias son tomadas de forma impulsiva y las secundarias aplicando la lógica.

Luego tenemos las decisiones que están basadas en nuestras creencias. Éstas podrían considerarse primarias desde el punto de vista que son automáticas e inconscientes, sin embargo nos creemos que son decisiones lógicas porque nos llenamos de argumentos irrebatibles para defenderlas. La cuestión aquí es que la mayoría de nuestras creencias nos limitan porque son parciales, solo contemplan una parte de la realidad. Un ejemplo de esto podría ser elegir estudiar una carrera universitaria porque tiene más salidas que otra que me gusta más.

5 PASOS PARA TOMAR DECISIONES CONSCIENTES

En definitiva, si la calidad de nuestra vida depende de la calidad de nuestras decisiones, sería importante dedicar tiempo, recursos y energía a reflexionar para tomar decisiones de forma consciente. ¿Y cómo tomar este tipo de decisiones conscientes? A continuación te cuento el método de 5 pasos que yo aplico a mí misma y que utilizo con mis clientes para ayudarles a tomar mejores decisiones en sus negocios y en sus vidas y crear un plan de acción coherente con sus decisiones.

1.AMPLIAR LA PERSPECTIVA

Nuestros pensamientos están condicionados por nuestra percepción. Y nuestra percepción está sesgada. No podemos ver con nuestros ojos nada más que lo que alcanza nuestra vista, ni oír con nuestros oídos lo que no está en la frecuencia adecuada. Y eso nos convierte en ciegos y sordos para lo que no vemos y no oímos. Por eso es conveniente ampliar nuestros límites sensoriales y de pensamiento para tener una visión 360º. Cuando ampliamos nuestra perspectiva vemos lo que antes no veíamos, obtenemos mayor información y por tanto nuestra toma de decisiones estará mejor fundamentada.

2.VALORAR LAS ALTERNATIVAS

Cuando ampliamos la perspectiva aparecen salidas que antes no veíamos. Al mirar un escenario desde diferentes ángulos podemos contemplar detalles que estaban pasando desapercibidos y que pudieran encerrar la solución a un problema específico. A la hora de poner diferentes opciones sobre la mesa se potencia nuestra creatividad, se activa nuestra mente y nuestras neuronas empiezan a crear conexiones nuevas. Una idea puede llevar a otra y ésta a otra hasta que damos con la decisión más acertada.

enfrentarse a decisiones extremas

3.CUESTIONAR LOS ARGUMENTOS

La mayoría de nuestras decisiones son emocionales, y luego nos damos un montón de argumentos súper convincentes para quedarnos satisfechos con nuestra decisión. Cuando en realidad, sería más conveniente cuestionar todos los argumentos antes de tomar una decisión. Es cierto que no podemos hacer un debate con nosotros mismos ante cualquier decisión. Sin embargo, cuando te acostumbras a pensar en estos términos la toma de decisiones es mucho más fluida y acertada. Podrás chequear la validez de tus decisiones simplemente preguntándote por cada argumento que te das: ¿es eso cierto?

4.MEDIR LAS CONSECUENCIAS

Una vez que tienes ante ti la decisión ganadora, o bien estás barajando entre diferentes opciones, es hora de adelantarse al posible resultado. En este punto es de gran valor tener la capacidad de ponerse en lo peor, aunque sin caer en el derrotismo. Tomar decisiones con responsabilidad implica haber valorado todas las consecuencias. En alguna ocasiones optaremos por el mal menor. En este caso lo haremos a sabiendas de los posibles efectos secundarios. Lo bueno es que no nos llevaremos las manos a la cabeza. Incluso si nos adelantamos, podremos poner remedio antes de que sea demasiado tarde. Esto nos pone en una actitud de control y no de víctima. También nos ayuda a romper fantasías antes de que nos veamos arrastrados por ellas.

5.ALINEAR LOS VALORES

¿Alguna vez te has sentido en la obligación de elegir algo que no te satisfacía? Seguramente sí, y seguramente te hayas arrepentido a posteriori. El caso es que muchas veces tomamos decisiones extremas por agradar a los demás o pensando en el que dirán. O bien nos dejamos llevar y un tercero, ya sean tus padres, tu pareja, tus amigos, tu jefe o el gobierno toman las decisiones por ti. Eso ocurre cuando no sabemos lo que queremos o no tenemos seguridad en el resultado. Es clave conocer tus valores para construir la vida que quieres. Solo así podrás tomar decisiones constructivas, que son las que están alineadas con tus valores personales, con lo que a ti de verdad te importa. Toda decisión que no esté basada en tus valores y prioridades será una decisión destructiva que te aleje de tus metas.

Espero que este método de 5 pasos te ayude a tomar mejores decisiones y más conscientes. En el ámbito de los negocios hay que tomar muchas decisiones rápidas, y las malas decisiones pueden costarte mucho dinero y ocasionarte serios problemas.

El proceso de toma de decisiones con este método de 5 pasos te garantiza vivir una vida más plena y consciente, y te pone rumbo a tus sueños. Es cierto que hacer este análisis en solitario resulta complicado, por eso es importante contar con la ayuda de un coach que te haga las preguntas necesarias para que llegues a tomar las decisiones que más te convienen, tanto a nivel personal como profesional.

Gracias por leerme, si te sirve y te gusta lo que lees, déjame tu comentario y comparte este post en tus redes sociales favoritas para que llegue a más gente 🙂

¡Éxito y Felicidad!

Opt In Image
¿Te gustó este artículo?
Apúntate para recibir Gratis más artículos en tu email y Recibe la Guía para Ser Emprendedor Crack .

2 Comments

  1. Noe dice:

    Muy interesante las herramientas que nos ofreces para la toma de decisiones, en este momento me venía genial leer algo así ya que me encuentro en una encrucijada, es como que tu post dio con mi dilema y me aportó bastante leerlo.
    La vida parece más fácil de lo que es ¿no?

    Un beso Emma y que tengas un bonito día 🙂

    Noe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad