7 Trucos Para Priorizar Y Mantener El Enfoque
11 octubre, 2016
12 Hábitos de Consumo Consciente para Mejorar tu Vida
2 enero, 2017
Mostrar todo

Las 3 Causas Que Boicotean Tus Sueños Año Tras Año

¿Sientes que año tras año algo te boicotea impidiendo que cumplas tus sueños?

Es hora de hacer balance. Estamos acabando el año y seguramente por tu mente están rondando algunos pensamientos pesimistas debido a que te estás dando cuenta de que no has cumplido todos los objetivos que te propusiste al iniciar el año. Puede que te estés desanimando al ver que un año más se va sin lograr aquello que más anhelas, y estés sintiendo ganas de abandonar tus sueños diciéndote cosas como “esto no es para mi” o “no soy capaz”, o tal vez “no me lo puedo permitir”, o bien “no me lo merezco”… ¡Te equivocas! Sea lo que sea que te estás diciendo no te hagas caso, has leído bien, no te tomes en serio.

Entiendo que te sientas cansado/a y frustrado/a al ver que año tras año aparcas tus sueños en la cuneta, y es normal que pienses todo eso. Pero déjame que te diga algo, nada de eso es cierto porque aquello que deseas lograr sí que es para ti, sí que eres capaz y sí que te lo puedes permitir, y además sí que to lo mereces. Entonces ¿cuál es el problema?

Hay 3 motivos posibles que te boicotean y que impiden que no hagas tus sueños realidad:

  1. Tus miedos son más fuertes que tu deseo.
  2. Tu planificación no es eficaz.
  3. Tus hábitos no son los correctos.

1. Tus miedos

Si tus miedos son más fuertes que tu deseo es porque aún no has tenido el valor de mirar a tus miedos a la cara. Cuando nuestros mayores miedos campan a sus anchas en nuestra mente subconsciente, se hacen fuertes y dominan nuestros pensamientos. Si cada vez que piensas en una meta aparece un pensamiento del tipo “si pero…”, tu mente está siendo secuestrada por una idea o creencia que te limita. Tus pensamientos dominantes crean tu vida. Si te enfocas en tus miedos, eso es lo que vas a vivir, pues el mundo es tal y como lo percibimos. Si percibes que todo son obstáculos, conflictos y problemas, así será.

Es una fantasía pensar que te vas a poner una meta y que todo va a marchar viento en popa. Cada vez que quieres conseguir algo nuevo en tu vida eso significa que vas a crecer como persona, y en la naturaleza no hay expansión posible sin una fuerza que actúe en dirección contraria con la misma intensidad. Igual que una muela para salir tiene que vencer la resistencia de la encía, o un músculo para fortalecerse necesita de peso y resistencia, tú necesitas de obstáculos para desarrollar las habilidades que necesitas para triunfar. Así pues, hacerle frente a tus miedos para neutralizarlos y superar los retos te hará más fuerte y capaz. Por tanto, no desistas ante tus deseos. Sólo entrénate lo suficiente para convertirte en la persona capaz de cumplir tus sueños.

«El éxito consiste en vencer el temor al fracaso.» Charles Augustin Sainte-Beuve

2. Tu planificación

Puede que aun así no logres alcanzar tus metas si tu planificación no es eficaz. En muchas ocasiones nos ponemos metas poco concretas y mal planteadas, tanto en tiempo como en forma. Esto hace que sientas que no tienes rumbo y que no sabes por dónde tirar. Si se te pasan los días sin dar un paso hacia tu meta es porque no tienes bien trazado el camino o porque se te cruzan contratiempos que te desvían. Lo principal a la hora de diseñar un buen plan de acción es priorizar con criterio. Si te pasas el día haciendo solo las tareas urgentes y aplazando lo que es verdaderamente importante para ti, tendrás siempre la sensación de que no tienes el control de tu vida o de tu trabajo, y que éste te controla a ti.

Estar en esa situación constantemente te desgasta mucho y te hace perder de vista tus sueños. Y eso hace que vuelva a tu mente ese diálogo interno no constructivo con todos esos pensamientos pesimistas que te decía al principio. Para tener mayor control sobre tu tiempo y sentir que llevas las riendas de tu vida y de tu trabajo o negocio, te sugiero que concretes tus metas y planifiques con detalle las tareas que te van a llevar a ellas. Cuando tienes clara la visión de adónde vas alimentas la esperanza en que puedes lograrlo, y si tienes claros los pasos a dar eso amplifica tu creencia en tu capacidad. La esperanza y la creencia, junto con la acción enfocada con perseverancia y constancia, harán que superes todos los desafíos y logres tus propósitos.

«Se alcanza el éxito convirtiendo cada paso en una meta y cada meta en un paso.» C.C. Cortéz

3. Tus hábitos

Sin embargo, hay algo más que puede boicotear tus sueños: tus hábitos. Nuestra vida está ya lo suficientemente llena de tareas rutinarias que hacemos en automático. Muchas de ellas son hábitos improductivos o de poco valor que en realidad te apartan del camino hacia tus sueños. Revisar tus hábitos y remplateártelos es imprescindible si quieres resultados diferentes en tu vida. La mayoría de las veces, para incorporar un nuevo hábito hemos de eliminar otro. Es posible que tengas que decir que no a ciertas cosas que te gusta hacer para poder incorporar esos nuevos hábitos más productivos y alineados con tus metas. Quizás has de dejar de ver la televisión o de quedar con los amigos para dedicar ese tiempo a leer o a formarte en nuevas habilidades, o necesites reducir las horas de descanso para levantarte un poco antes y aprovechar mejor el día. La óptima gestión o administración de tu tiempo depende de tus hábitos.

También lo que no hacemos o lo que pensamos es un hábito. Nuevamente la importancia de lo que piensas habitualmente es crucial para lograr tus metas. Uno de los grandes hábitos es el de visualizar tus metas y repetirte en voz alta tus objetivos cuantitativos y cualitativos al menos dos veces al día. El poder de la visualización hace que tu mente se mantenga en un estado de fe. La repetición de tus metas hace que transformes tus creencias limitantes en creencias potenciadoras. Ello te ayudará a mantener el foco en tus metas y a mantener los buenos hábitos que te ayudarán a desarrollar las habilidades necesarias para el éxito.

«El éxito no se logra sólo con cualidades especiales. Es sobre todo un trabajo de constancia, de método y de organización.» J.P. Sergent

En definitiva, si este año no has logrado tus metas, renueva ahora tus sueños y comprométete desde ya a hacer los cambios necesarios en ti y en tu vida para alcanzar tus propósitos. Y si aún hay posibilidades de que cumplas tus metas, no desistas y haz lo que sea necesario. ¡Aún estás a tiempo!

Si quieres puedo ayudarte a hacer balance y a diseñar un buen plan de acción hacia tus metas. Para ver si puedo ayudarte, pídeme una sesión estratégica gratis pinchando aquí>>

Si te ha gustado este post y te ha ayudado, compártelo para que ayude a más gente y también a mí:-)

¡Te deseo éxito y felicidad!

Emma García

Opt In Image
¿Te gustó este artículo?
Apúntate para recibir Gratis más artículos en tu email y Recibe la Guía para Ser Emprendedor Crack .

5 Comments

  1. La verdad que no puedo estar más de acuerdo contigo, el miedo es el mayor obstáculo de todos.

    A plantarle cara se ha dicho!

  2. Juan Padilla dice:

    Realmente me abrio mucho la mente sobre tu artículo
    Aprender a Dominar el miedo es difícil hasta que tu decidas atacarlo o como tu dices verlo a la cara

    Gracias por este gran artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad