Cómo Aplicar la Lógica para Resolver Problemas
19 octubre, 2015
El Peor Error del Emprendedor
16 noviembre, 2015
Mostrar todo

10 Grandes Retos del Emprendedor

«El mayor de los peligros para la mayoría de nosotros, no es que nuestro objetivo sea demasiado alto y no lo alcancemos, sino que sea demasiado bajo y lo logremos.» Michelangelo

Emprender consiste en marcarse metas. Pero tener una meta no es simplemente ponerse un objetivo a cumplir, es algo más grande, es vivir una transformación. Por eso quien llega a la meta no es la misma persona que cuando decidió alcanzarla, es una mejor versión de si misma. Y es que todo proceso genera un cambio. Sin embargo, la tentación de acomodarse y no macarse retos es grande. Los seres humanos tendemos a la ley del mínimo esfuerzo, excluidas las excepciones, y por eso queremos lo fácil y rápido y huimos de los grandes desafíos. Pero sin retos no hay superación, y sin superación no hay mejora. Cuanto más grande es el desafío más grande será la recompensa. El estímulo para alcanzar una meta es precisamente saborear la recompensa. ¿Cuál es esa recompensa que merece tu esfuerzo?

retos_emprendedorSi quieres emprender para mejorar tu vida has de estar dispuesto a superar estos 10 grandes retos de todo emprendedor:

  1. Mantener tu motivación: La motivación es el motivo que te lleva a la acción, así que, si te falta acción cambia tu motivo porque el que has elegido no es lo suficientemente importante para ti. Tu “para qué” es tu gasolina, si no es lo bastante potente te quedarás a mitad de camino.
  2. Cumplir la fecha prevista: Una meta sin fecha no es una meta, es un deseo. Y aunque un deseo ardiente puede llegar a ser muy poderoso y es la base de la motivación, el fijarse un plazo en el tiempo es lo que provoca que la acción se mantenga de forma sostenida.
  3. Marcarse hitos: Es necesario dividir las grandes metas en pequeños hitos para ir tomándole el pulso al progreso. Los hitos son las pequeñas cumbres a conquistar para llegar a la cima, y cada una en sí conlleva su propio plan de acción. Por eso es preciso tener claros los objetivos a largo, medio y corto plazo.
  4. Renovar el compromiso: Cada paso hacia tu meta pone a prueba nuestro compromiso con ésta. Cuando los plazos se están cumpliendo y los resultados están llegando es fácil mantener ese compromiso, sin embargo, cuando las cosas no salen como esperamos es cuando de verdad es necesario que renueves tu compromiso y la creencia en que puedes lograrlo.
  5. Entrenamiento continuo: Desarrollar las habilidades necesarias para alcanzar tu meta es la prueba de fuego. Necesitas aprender y fortalecer tus talentos. La preparación adecuada es clave para vencer las resistencias internas y externas, y va en dos direcciones: una es preparar el camino, la otra es prepararte tu mismo/a, tanto física como mentalmente.
  6. Mantener el foco: Es fácil desviarse del camino trazado o dormirse a medio camino. Tras algunos traspiés podemos dudar de para qué hacemos lo que hacemos y si de verdad merece la pena tanto esfuerzo y sacrificio. Es crucial mantenerse enfocado/a en la meta para no perder de vista nuestro propósito.
  7. Gestionar la energía: Emprender es una carrera de obstáculos, y si no controlas tus emociones es como una montaña rusa, unas veces puedes estar eufórico/a porque las cosas van bien y sentir que no puedes parar, y otras frustrado /a por lo contrario y no tener fuerzas para continuar. Si controlas tu estado emocional podrás gestionar tu energía de forma eficaz.
  8. Medir los tiempos y contemplar los contratiempos: La carrera del emprendedor suele ser a contra reloj. Normalmente marcan los plazos las obligaciones de pago, y eso puede generar una ansiedad contraproducente. Todo tiene su proceso y necesita su tiempo de maduración, además es normal que ocurran situaciones no previstas que atrasen o modifiquen nuestros planes.
  9. Asumir riesgos: Saber qué es lo que está en juego es fundamental para saber hasta dónde estás dispuesto a arriesgar. Hay que saber que el éxito tiene un precio y has de saber cuál es el precio que supone llegar a tu meta para ponderar tus decisiones.
  10. Priorizar: A veces hay que tomar decisiones rápidas para esquivar los obstáculos y retomar el rumbo, y puede que esas decisiones nos fuercen a elegir entre dos o más opciones. Saber atender lo urgente sin olvidar lo importante es la máxima para acertar con nuestras decisiones.

Personalmente supero a diario varios de estos retos y lo hago desde hace 25 años que estoy emprendiendo. Y si alguien te dice que puedes lograr tus metas sin enfrentar alguno de estos retos te miente. Lo que sí puedes hacer es adquirir experiencia y fortalecerte con cada reto superado. También puedes pedir ayuda a alguien que tenga experiencia. Si quieres que yo te ayude pídeme una sesión gratuita pinchando aquí>>

Gracias por leerme. Si te ha ayudado, ayúdame a mi y a otro/a enviando este artículo a alguien que esté atravesando alguno de estos retos. Deja tu comentario y compártelo en tus redes sociales favoritas.

¡Te deseo éxito y felicidad!

Opt In Image
¿Te gustó este artículo?
Apúntate para recibir Gratis más artículos en tu email y Recibe la Guía para Ser Emprendedor Crack .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad