¡Me he graduado! ¿y ahora qué?
27 mayo, 2013
Cómo reinventarse en 90 días
10 junio, 2013
Mostrar todo

Cómo definir mi modelo de negocio

Cuando visualizas tu futuro de forma clara, tu presente cobra sentido porque encuentras tu misión de vida y el propósito con el que has venido a este mundo. Si lo que descubres te apasiona, si tus sueños te emocionan, puedes encontrar la forma de convertirlo en tu proyecto de vida.

Cuando visualizas tu futuro de forma clara, tu presente cobra sentido porque encuentras tu misión de vida y el propósito con el que has venido a este mundo. Si lo que descubres te apasiona, si tus sueños te emocionan, puedes encontrar la forma de convertirlo en tu proyecto de vida.

Todo está cambiando y por tanto todo está por inventarse, y los jóvenes de hoy en día sin duda ya están diseñando el futuro, los nuevos modelos, los nuevos sistemas, las nuevas formas… Todo está por hacer y tú tienes que decidir si vas a formar parte de este cambio y aportar a él o vas a lamentarte mientras esperas que alguien llame a tu puerta para solucionarte la vida. Por eso lo primero que has de hacer, tanto si te encuentras en la tesitura de elegir carrera, como en la de empezar a generar ingresos, o en la de reinventarte porque has perdido tu empleo, es pararte a pensar: ¿quién soy?, ¿cómo quiero que sea mi vida dentro de 10 años, de 20, ó de 40?, ¿cuáles son mis sueños?, ¿cuáles son mis dones o talentos naturales?

Cuando visualizas tu futuro de forma clara, tu presente cobra sentido porque encuentras tu misión de vida y el propósito con el que has venido a este mundo. Si lo que descubres te apasiona, si tus sueños te emocionan, puedes encontrar la forma de convertirlo en tu proyecto vital. Puede ser que YA lo tengas claro, ahora bien, antes de iniciar cualquier actividad empresarial es importante que defines muy bien cuál va a ser tu modelo de negocio, eso te va a facilitar materializar tu idea y alinearte con ella. Además también te ayudará a compartirla con terceros, ya sean colaboradores, amigos o familiares, o bien con accionistas o inversores.

Para definir tu modelo de negocio necesitarás dedicarle un tiempo a reflexionar y a responderte a algunas preguntas, que te ayudarán a crear un plan de acción concreto para alcanzar el éxito:

  • ¿Qué me gustaría conseguir y aportar con mi negocio?
  • ¿Qué necesidad cubre mi idea o qué problema soluciona?
  • ¿Quién es mi cliente ideal y dónde se encuentra?
  • ¿Cuál es mi valor añadido, aquello que me hace único y diferente?
  • ¿Qué problemas puedo tener a la hora de materializar mi idea?, ¿cómo resolverlos?
  • ¿Cuáles son mis fortalezas y mis debilidades?
  • ¿Con qué oportunidades y con qué amenazas me puedo encontrar?
  • ¿Cómo voy a darme a conocer?
  • ¿Con quién cuento?
  • ¿Cuáles son mis previsiones de ingresos?,  ¿y de gastos?
  • ¿Qué inversión voy a necesitar?

Gracias por leerme, si te ha gustado, compártelo pinchando en los botones de las redes sociales en las que participas.

Opt In Image
¿Te gustó este artículo?
Apúntate para recibir Gratis más artículos en tu email y Recibe la Guía para Ser Emprendedor Crack .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad